no más golpes.

Mi papá me golpeó cuando por primera vez cuando yo tenía 5 años y mi hermana era una nena de 1 añito en su cuna, esa mima noche golpeó a mi mamá cuando dijo que se iba a ir de la casa con mi abuela. Esa escena sumada a más maltrato psicológico y emocional se repitió varias veces más, tengo 3 de esas veces muy claras en mi memoria, la 2a. ocasión a mis 6 años aprox, mis padres discutieron de nuevo y mi mamá amenazó con irse otra vez, lo vi pegarle, empujarla a la sala del departamento, traté de defenderla, le pedi, le grité que no le pegara que yo la defendería, el muy cabrón, sí así como va, me dijo “Cállate o a ti también te toca” levantando su brazo para darme un revés con el dorso de su manota y pues cumplió su amenaza minutos después de pegarle más a mi mamá.

La siguiente ocasión estábamos de campamento, con otra familia de amigos y por alguna razón que no puedo recordar, discutieron de nuevo, le pegó a mi má un par de cachetadas enfrente de todos, traté de defenderla, a sabiendas de que me iba a amenzar de nuevo con su revés, pero confiado, tontamente, en que el papá de la otra familia se iba a meter, iba a interceder por nosotros, que nos iba a defender.

Pues no, me metí entre mi papá y mi mamá que cargaba a mi hermana, mi papá hizo lo mismo que en la ocasión anterior y el papá de la otra familia, un hombre corpulento, más grande que mi papá solo bajo la mirada y se escondió dentro de sí.

Esa tarde, perdí la fe en en el género masculino y el poco respeto que les tenía.

La 3a. ocasión que recuerdo, de las varias que sé que pasó esto, estaba yo en la secundaria aprox, mismo asunto, por una tontería amenazó con pegarme, pero ésta vez discutí con él, argumenté, me le puse al brinco y entonces Luis, mi papá, me tomo por la ropa y arrinconó contra pared mientras me levantaba con sus brazotes de mecánico, artista marcial y hombre rudo, fue entonces que todo dió un giro inesperado para él pero añorado 8 años por mi, le dije con toda seguridad y lleno de ira y fuego que ésta vez me iba a defender, aunque me matara, ya no me iba a dejar, a pesar de que él sabía artes marciales y se había peleado a golpes toda su vida con todos los que pudo y mis probabilidades de salir bien librado eran casi nulas decidí enfrentarlo, yo era ya un poco más alto que él y estaba a disupuesto a tomar su vida si ponía en peligro la mía, pero sobre todo estaba decidido a que no iba a seguir viviendo así.

Creo que le cayó el veinte porque me soltó y se fue a llorar a su estudio, después regreso enojadísimo pero nunca más me quiso golpear de nuevo.

Hoy a mis 38 años y después de dedicar varios años a entrenar diferentes artes marciales, estrategias de supervivencia, defensa personal, boxeo y de dedicar horas y horas con a aprender de mi mente, sus rincones, sus hacks y sus bugs, después de dedicar horas y horas a ayudar a otros a trascender su sufrimiento y sus límites autoimpuestos, puedo enumerar muchas de las secuelas que esos años dejaron en mi:

  • Ataques de ansiedad, muy controladitos ya y casi ausentes, pero cuando aparecen me hacen dudar si voy a sobrevivirlos o no.
  • Obvio esos años me llevaron a aprender cuanta manera de defenderme encontré, mi subconsciente estaba en modo survival todo el tiempo.
  • No sentirme a gusto ni seguro en mi casa, casa de mis padres.
  • Siempre sentí que no era suficientemente bueno para recibir amor de ningua fuente.
  • Senti que no era suficiente a los ojos de mi papá.
  • Tenerle miedo a otros hombres y eso me llevo a desarrollar mi autoimagen de dude badass tatuado para proteger al niño sensible y amoroso.
  • No aceptarme como soy, porque mi papá no me aceptaba, en mi cabeza es: si me pega me odia, si me pega no me acepta como soy.
  • Dibujar para sacar mi ira, no dibujar para disfrutarlo y expresar lo mejor de mi con gusto, belleza y gracia. Tiene 3 años que apenas puedo hacer eso.
  • Me volvió emocionalmente muy tóxico para mí y los seres a mi alrededor, obvio tener pareja antes de arreglar esta lista pues era un pedo.

Todos esto supongo se me notaba a km de distancia y estoy casi seguro que muchos maestros y amigos lo notaron, me dijeron algo o trataron de ayudarme y no deje que eso sucediera, gracias por eso de todas maneras, también estoy seguro de que hubo quien lo notó y sacó provecho de eso de alguna manera, gracias también porque tu falta de empatía y de tomar acción positiva me llevó a ser alguien con recursos ilimitados para arreglarse a sí mismo y ayudar a otros.

La lista podría seguir, pero esto no es un listicle, la intención de este artículo es culpar a Luis y a Carmen, a mi papá y a mi mamá, de todas esas cosas que ellos pudieron hacer diferente, pero que no hicieron y me dieron en la madre, sí querido lector, estoy echando culpas y culpo como pocos en la Tierra lo hacen, los culpo por toda esa mierda que no me gustó y LOS CULPO POR TODAS LAS COSAS LINDAS QUE SEMBRARON EN MI, de manera directa o indirecta, no sería el hombre que soy ahora, si no hubiera tenido esos padres.

Los culpo por mi creatividad, mis ganas y capacidad de aprender, los culpo por mi fortaleza emocional y resilencia, los culpo por mi gusto por el boxeo, por los artes marciales que sé y que puedo enseñar para ayudar a otros a defenderse, los culpo porque me convertí en un Coach de Bienestar Integral obsesionado en trascender el sufrimiento, LOS CULPO POR LO MALO Y LOS CULPO POR LO BUENO.

Hoy, entiendo las razones que llevaron a mi mamá a estar con un hombre así por años, hoy entiendo que mi papá tenía tanto dolor y sufrimiento adentro y tan pocas herramientas para manejarlo que explotaba y esa explosión nos dañaba a todos, incluído a él.

Hoy entiendo que pesar de sus metidas de pata, los dos me dieron amor como pudieron hacerlo en su momento y me dieron lo mejor que tenína para dar y lo peorcito también.

Comparto la experiencia aquí en el blog para terminar de sanarla y para inspirar a otras personas a trascender experiencias parecidas, inspirarlas para que el miedo o el dolor emocional, psíquico o físico no se algo que nos detenga para trascender cosas como esta, si estás leyendo esto y vives una situación así o la has vivido, NO TIENES PORQUE VIVIR ASÍ SIEMPRE, PUEDES CAMBIAR LAS COSAS Y MEJOR AÚN PUEDES TRASCENDERLO Y CREAR ALGO HERMOSO CON ESO.

No te calles, no te lo tragues, busca como manejarlo, como darle un significado nuevo que te haga crecer en vez de que sea una bota en tu cuello.

NO DEBEMOS VIVIR NI ASUSTADOS, NI ENOJADOS, NI AMEDRENTADOS, VENIMOS A LA TIERRA A DESARROLLARNOS FELICES, LLENOS DE AMOR, BELLEZA, SABIDURÍA, GENEROSIDAD, COMPASIÓN y no podemos perimitir que nadie nos quite eso.

Hoy en día hay muchas herramientas que puedes utilizar para manejar y trascender cosas como ésta, búscalas están ahí, obvio, yo te puedo ayudar con mis sesiones de coaching personal, si estas corto de dinero no pasa nada, vemos como podemos trabajar juntos, pero la solución no es sólo conmigo, está dentro de ti y con los compañeros de camino que elijas.

Si tienes hijos, hijas, esposa, novia, novio, esposo espero no cuentes la violencia física como una opción viable, JAMÁS es una opción positiva, a menos que tu vida esté en peligro, pero incluso en esos momentos, tenemos opciones, aunque sean pocas.

Quiero hacer mucho énfasis en que si tienes hijos y les pegas, estás haciéndoles mucho, mucho daño, vas a marcar su vida adulta para mal, de manera profunda y grave, así que sería lindo para tus hijos que dejes de hacerlo y tengas opciones diferentes para manejarte.

A lo mejor te vale madre eso, a lo mejor eres alguien súper egoísta a quien no lo mueve el bienestar/malestar de sus hijos o sobrinos, está bien, es tu vida y tú sabes que haces con ella, pero a lo mejor tus hijos un día se hartan y te enfrentan como yo enfrenté a Luis, decidido a lo que sea con tal de dejar de vivir así, suerte con eso y con las consecuencias negativas que ya tiene tu forma de ser un tu vida.

Por último, a lo mejor eres de mi familia paterna o materna y lo que estás leyendo no te gusta o te incomoda, mi intención no es esa, ni es destruir la imagen que tú puedas tener de Luis o de Carmen, esa imagen es tuya y la formaste de acuerdo a lo que viviste con ellos y de acuerdo al significado que le diste a eso, respeto la imagen que puedas tener de ellos y te pido amable y amorosamente que respetes la mía, que por cierto, no es del todo oscura o mala, SÓLO ES, con aspectos que me hacen mucho bien y aspectos negativos que me han resultado difíciles de manejar, pero cada vez soy mejor en ello.

Hoy el asunto está totalmente sanado, sí aunque lo dudes, éstas cosas sí se pueden sanar, toma mucho amor, mucha paciencia, muchos cojones, las herramientas y las estartegias adecuadas, hoy ya no se trata de defenderme o enojarme, se trata de crear una persona hermosa en todos los sentidos y una vida maravillosa con todo lo que tengo dentro de mí.

Gracias a Lewis Howes, por inspirarme a escribir esto.

Gracias por leer y que tu vida esté llena de amor, belleza y gratitud.

15 comentarios en “no más golpes.

  1. Resulta impactante leer esta realidad tan tristemente cotidiana, la violencia y los abusos derivados del sufrimiento, que sólo traen más sufrimiento. Tu ejemplo es valiosísimo, tu dedicación a sanar y a darle vuelta a todas esas experiencias para convertirlo en fortaleza y belleza es gozosamente inspiradora. Gracias por hacer todo lo que haces por ti; gracias por usar también todo eso para ayudarnos a otros. Gracias por ser una hermosa luz en nuestro camino. Te quiero y te respeto mucho, mi admirado coach y amigo Juan.

    Gracias siempre.

    Me gusta

  2. Juan, amigo! Varias veces que hemos platicado me contaste que tu infancia y adolescencia no fueron para nada grata, hoy te leo y solo puedo decirte que eres un valiente desde que te enfrentaste a tu papá hasta hoy en día que escribiste este post tan intimo y desgarrador. Eres un tipo inspirador que siempre busca crecer, hay poca gente como tu en el mundo, agradezco haberte conocido y tenerte de amigo, aunque nos veamos poco.
    Un ABRAZO ENORME!!

    Me gusta

    1. Querido Gus, me considero afortunado de tenerte como amigo, eres de los hombres que sin saberlo me ayudó a cambiar poco a poco mi percepción del género masculino y a deshacer el miedo surgía al convivir con otros hombres. Te quiero mucho viejo, aunque nos veamos poco, tienes un lugar bien lindo e importante en mi camino. Te mando un abrazo.

      Me gusta

  3. Estaba buscando un dibujito de meditación para una ppt y me encontré tu blog y me encanta.
    Te felicito y agradezco por tu valentía, por compartir y mostrar. Necesitamos más personas como tú.

    Ha sido una semana difícil, fueron las votaciones al acuerdo entre la guerrilla y el gob. en Colombia, y toda la semana lo que hubo fue odio en redes sociales, grupos de whatsapp y por todas las fuentes, intolerancia y agresión hacia la diferencia.

    Hoy que se conoció el resultado el desborde de agresividad creció y estoy triste, me duele tanto veneno entre los que queremos la paz, por que todos queremos la Paz, hayamos votado en contra o a favor del acuerdo…

    Gracias por esta lectura, por recordarme que hay gente que perdona, que hace el esfuerzo de reconocerse en el otro y reconocer lo bueno de los otros a pesar del dolor.

    De nuevo gracias. Un abrazo y mucha luz para tu camino.

    Me gusta

  4. Pingback: Los culpo por lo bueno también. – feliz, saludable y fuerte.

  5. Pingback: Mi Papá era Thundar, el Bárbaro. – wellness-dojo

  6. Pasé por la misma experiencia, y no supe manejarla hasta la adolescencia. Envié a mi padre al hospital e hice que se orinase encima cuando le levantaba la mano, si nos vuelves a tocar a mi madre o a mi te mato le dije. Pase por todos los grados de violencia hacia los demás, gratuita, vacía, humilladora, y me costó años de trabajo interior dejarla atrás. Soy un adulto sano y con una bonita familia, pero hasta no leerte hoy por casualidad no había podido conectar determinadas ideas en mi cabeza. Gracias. Hoy ganaste un amigo.

    Me gusta

  7. Vaya. Yo pasé por algo similar, pero mi “villano” fue mi mamá, que permitió y fomentó que pasara por un abuso durante algunos años.
    Entiendo tu punto. Me ayuda a ver el equilibrio que es tan necesario para recomponerse.
    Yo acabo de tener una hija. También he comenzado desde ya a escribir una historia diferente para mi y para ella.
    Gracias por compartir.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s