Ten metas claras.

Las metas no sólo son objetivos laborales o cantidades de dinero, en este caso las metas, son las cosas, eventos, circunstancias y modos del ser que quieres tener en tu vida.

Puede ser un auto nuevo, una casa con jardín, un viaje de safari, aprender una habilidad nueva o trascender un suceso de tu vida, pero necesitas tenerlo claro sin volverte loco con los detalles. Además vas a necesitar una ruta y combustible.

Me explico.

Esta idea no es mía al 100% la tomé de Tony Robbins, uno de mis maestros más queridos y de quien más he aprendido.

La idea es el combo RRP. Resultado-Ruta-Propósito.

El Resultado: Es lo quieres tener, es la meta y debe ser muy clara y bien definida. Tan definida y simple que se la puedas explicar a un niño de 8 o 10 años.

La Ruta: Son los pasos a seguir, las acciones a tomar para acercarnos al Resultado.

El Propósito: Es el combustible que vas a necesitar para recorrer la Ruta y que te va a hacer seguir adelante especialmente cuando las cosas se pongan difíciles y créeme, lo harán, es parte de la vida. Es el porqué detrás de lo que quieres. No es el Resultado, es lo que hace chingón al resultado. Además, es algo que a parte de hacerte mejor persona a ti, impacta de manera positiva otros seres. Aquí es donde se pone interesante, la mayoría de las personas no tiene claro el Propósito y actúan por inercia y les cuesta mucho trabajo llegar a su resultado, pareciera eludirles de manera constante.

Vamos a ver un ejemplo:
Resultado: Quiero 1 empleo nuevo o quiero tener mi negocio propio, para el ejemplo funcionan ambos.

Ruta: Para el empleo nuevo la ruta incluye definir que tipo de empleo, horario, ubicación, preparar currículum, conseguir entrevistas y demás. Para el negocio propio la ruta incluye definir el tipo de negocio, hacer el plan de negocio, conseguir el capital, preparar permisos y demás.

Propósito: Para el empleo un buen propósito detrás puede ser: elevar mi calidad de vida y la de mi familia. Para el negocio propio puede ser: elevar mi calidad de vida y la de mi familia y además tener libertad financiera y física, para viajar con mi familia, pasar más tiempo con ellos y además elevar la calidad de vida de otras familias a través de dar empleos o de vender un producto que cambie para bien las vidas de los consumidores.

Esas ideas dentro del propósito son lo que me van a ayudar a recorrer la Ruta, me van a jalar a tomar acción y esa fuerza se va a sumar a mi empuje, en vez de sólo empujarme a materializar mi Resultado.

Define una meta a corto plazo, haz el ejercicio de anotar Resultado, Ruta y Propósito y pon a prueba tu plan tomando acción inmediata. Te va sorprender lo mucho que vas a avanzar.

Hazlo con un par de metas a corto plazo y después aplícalo a 1 o 2 metas a mediano plazo y enseguida hazlo con una meta a largo plazo.

Nos leemos pronto, mientras tanto que tu vida esté llena de amor, belleza y gracia.

Juan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s