Mi Papá era Thundar, el Bárbaro.

Advertencia: post muy personal y largo.
Hace ya varios meses, tal vez 1 año, escribí un artículo en este blog titulado “No más golpes” donde por fin pude hablar en público, claro y directo de las veces que mi Papá, Luis, golpeó y maltrató emocionalmente a mi mamá y a mi.
Es hora de cerrar el asunto, ahora desde el otro lado, el lado luminoso.
Todo en este mundo querida bolita de luz, tiene dos lados, todo tiene su opuesto polar, lo que sube tiene que bajar, hay luz y sombra, mi Papá, por más poderoso que era, no se escapa de esa ley Universal.
Te recomiendo escuchar “El Hijo del Capitán Trueno” de Miguel Bosé, al terminar de leer este post. Resume bien como me sentí muchos años con respecto a mi Papá y te va a dar una idea del día a día dentro de mi cuando fui niño y adolescente.
Regreso al asunto de mi Papá, para darle rumbo a este texto, parto de la pregunta:

¿Como defino a mi Papá, en una frase, que haga justicia al hablar de su luz y su sombra?

Como un ejemplo poderoso y un gran reto.

Fue, en sus momentos de más luz, poderoso ejemplo de:

  • creatividad
  • esfuerzo
  • dedicación
  • sentido de aventura
  • de como amar habiendo tenido poco ejemplo de ello
  • fuerza interior y exterior

Además de él heredé y aprendí a usar lo que llamo Configuración de Guerrero, que es la voluntad de en automático levantarme y reunir fuerza y energía para hacerle frente a lo que sea que la vida me presente, con la misma entrega de un Samurai que no le teme a la muerte.

Esta configuración me ha sido muy útil a lo largo de los años y la he aprendido a refinar con el tiempo.

La parte de más oscuridad está en el otro texto.

En resumen, mi Papá, en su versión luz era más poderoso, lleno de recursos y energía que Batman, Superman, Capitán América y todos los Papás del mundo juntos, mi Papá, a mis ojos era una mezcla de Thundarr el Bárbaro, Darth Vader, Odín, Terminator y Bruce Lee, de ahí que cuando estaba en su versión oscura fuera tan temible para mi.

Bueno, pues hoy te doy la gracias querido Papá por ser un poderosísimo ejemplo y un gran reto, porque no hay manera de que yo termine de borrar mis cicatrices si no te acepto como eres y lo verbalizo desde el corazón, así que te amo con todo el corazón, no te guardo rencor, no te temo, te abrazo y aprendo de ti y de mi, parte de esto te lo alcancé a decir en vivo antes de que dejaras tu cuerpo, pero hoy es súper importante hacerlo ¿Sabes por que?

Por que Ian, tu nieto, es la suma de tu sabiduría y tus errores, sumados a mi sabiduría y mis errores, sumado a su propia experiencia de vida.

Ese pequeñito que hoy tiene 8 años y que es mi responsabilidad, es mucho mejor hombre que tú y yo juntos, por mucho, y se merece al mejor Papá que tú y yo podamos ofrecer.

Por eso, aprendo de toda tu luz, acepto y aprendo de tu sombra, aprendo de mis opuestos polares también y hoy cierro el ciclo que tú y yo abrimos años atrás, hoy sé con toda certeza que fuiste el mejor Papá que pudiste ser para mí, con la información, herramientas y demonios que tenías.

Dentro de mi mente, ya no vivo bajo tu sombra, eres parte de mi, pero no eres todo, así como yo sólo soy una parte de Ian.

Entiendo con cada célula de mi ser,  como los niños nos ven a los papás, ahora que estoy del otro lado y entiendo también lo difícil y complicado que puede resultar ser una fuente amor y ejemplo de vida cuando tú no tuviste eso, pero te tengo a ti, dentro de mi corazón y sumado a mi propia sabiduría e infinitas herramientas y estrategias.

Estoy muy bien preparado para esto de ser Papá y lo hago feliz, amoroso y consciente.

Hoy en los ojitos de Ian soy Batman, más Optimus Prime, sumado a Hulk, a Lord Garmadon y a Bruce Lee, yo agrego a esa mezcla amor infinito e incondicional, generosidad, empatía, atención plena y energía inagotable.

Hoy soy un ejemplo poderoso para él y dejo de ser un gran reto, soy su compañero de viaje, su guía de turistas aquí en Gaia y el mejor Coach que podrá tener.

Gracias Papá, por todo.

Querida bolita de luz que lees este artículo, escribo esto para ser coherente y transparente como Coach, no sólo ustedes queridos clientes deben de ser capaces de hablar de lo que quieren trascender, hacer una estrategia y tomar acción, yo también, yo antes que ustedes, si no como los puedo guiar.

Algunos de nosotros nos forjamos en el infierno, sólo que decidimos cambiar la historia que nos contamos y tomar 1 camino diferente.

Gracias por leer.

Juan.

 

4 pensamientos en “Mi Papá era Thundar, el Bárbaro.

  1. Tuve un papa distante, inmaduro, machista y agresivo, jamás tuve una relación padre/hijo y ni siquiera pude despedirme cuando murió, fue mi mayor ciclo incompleto hasta que me tocó ponerme en sus zapatos y pude comenzar a humanizarlo, comprender sus miedos inseguridades y motivos.

    Mi papá es mi guía de vida, el detonó todas las minas del camino y gracias a eso yo sé exactamente por donde caminar con seguridad… esa es la mejor herencia que alguien me pudo dar.

    Gracias por este post, me vino muy bien leerlo.

    Me gusta

    • Que bonito, viejo muchas gracias por leer y comentar. Que bonita forma de poner la enseñanza de tu papá, gracias por compartirla. Te mando un abrazo lleno de luz.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.