A veces, todo comienza con un punto.

Puede ser un dibujo simple, un garabato, una ilustración compleja, una pintura, un grafiti o las primeras palabras de una idea.

En cualquier caso ese punto inicial es importantísimo, es un acto de valor, se trata contemplar el espacio vacío, decidir y tomar acción para crear algo.

A veces con mucho de miedo o ansiedad por no saber si todo va a resultar como lo imaginamos.

A veces con total seguridad de lo que vamos a crear.

Ese acto de decidir, tomar acción y crear es la parte que diferencia a un creador de un mero espectador.

Y con práctica suficiente, ese acto se convierte en un hábito creativo.

Por cierto, esto aplica a todos los aspectos de la vida.

Ponte la meta de crear algo diario por 2 semanas, observa y anota como te sientes.

No importa si creas algo mediocre o algo maravilloso, lo que importa es comenzar con un punto.

 

Nos leemos pronto, te dejo abrazos y mucha luz.

Juan

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s