Viejo Balance.

A veces hay que perder “el viejo balance” para que florezca el “nuevo balance”.

Esto es sólo mi opinión.

Creo que hay ocasiones cuando después de que logramos y disfrutamos una buena cantidad de felicidad, bienestar y armonía, llega algo maravilloso a nuestra vida, en la forma de un trabajo nuevo, una nueva relación amorosa o de amistad, una oportunidad de viajar o de realizar un proyecto nuevo y llega con retos nuevos de la mano.

Retos con un aire familiar, pero diferentes a todo lo que hemos vivido antes.

Esos retos requieren que renunciemos de manera consciente y amorosa, a nuestro viejo estado de balance, que es ahora nuestra zona de confort y fluyamos con el Universo a una versión de nosotros y de nuestra vida mejor en todos los sentidos pero distinta a nuestro “viejo balance”.

Puede dar miedo y sentirse extraño.

Pero vale cada gramo de esfuerzo y cada minuto invertido en ello.

Nos leemos mañana.

Que tu vida esté llena de dibujos, chocolate y mucho amor.

Juan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s