El más chingón.

¿Cuántas veces te ha pasado esto?

Te descubres compitiendo, en automático y sin mucha consciencia, con otros hombres por ser “el más”.

El más chingón en ___________ <—–Pon lo que quieras ahí.

O por ser “el más” rudo, el más chistoso, encantador, culto, mujeriego o lo que sea que se te ocurra.

Ese tipo de competencia no nos sirve de nada.

Porque nos enfocamos solamente en competir contra otros hombres, en vez de competir contra nosotros mismos.

Competimos sin pensarlo dos veces, sin cuestionar si eso nos hace mejores seres humanos.

Además de que regularmente, ese tipo de competencia anula la idea de ayudarle a otros hombres a ser mejores personas.

Es un modelo obsoleto de masculinidad.

Que  hemos heredado de nuestras familias, amigos y cultura popular, pero no por eso es válido y tampoco quiere decir que no podemos cambiarlo.

Si te llamó la atención esta entrada y quieres profundizar en el tema, te invito a mi Workshop Online sobre Masculinidad, este 17 de marzo de 2018.

Nos leemos mañana.

Les dejo abrazos y besitos a todos.

Juan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s