El que nunca.

Todos los hombres que conozco, empezando por mi, hemos usado, más de una vez,  la pose de “El Que Nunca” en alguna de sus variantes.

El Que Nunca _______________.

  1. Se enferma.
  2. Siente dolor físico.
  3. Llora.
  4. Expresa sus emociones abiertamente.
  5. Se equivoca.
  6. Se siente lastimado.
  7. Necesita muestras de cariño y amor.
  8. Se muestra vulnerable.

Todo esto lo hacemos de manera inconsciente la mayor parte de tiempo, porque, de manera inconsciente, pensamos que si no actuamos así vamos a perder nuestra masculinidad, como si se nos cayeran las pelotas o fuéramos a perder el pene. 🙂

Ese Modelo Obsoleto de Masculinidad lo heredamos de nuestros padres, la TV, la música,  las películas y lo reforzamos con la interacción tóxica con otros hombres.

Así es queridos caballeros, existe Masculinidad Tóxica y Masculinidad Sana u Holística como me gusta decirle.

Pero ya me desvié, del tema.

Como decía, heredamos ese Modelo Obsoleto de Masculinidad, lo reforzamos con interacciones tóxicas PEERO, este es un gran PERO, eso no quiere decir que nos hace bien ni que no lo podemos modificar.

Aquí va un ejercicio para que empieces a desinstalar ese modelo obsoleto:

  1. Cuando experimentes dolor físico o emocional, en vez de ignorarlo o apretar tu ser para reprimirlo, regálate 5 respiraciones profundas y reconoce en tu mente con palabras lo que estás sintiendo. Nómbralo.
  2. Ya que lo reconociste, repite esto en tu mente mientras haces 8 respiraciones:  Sentir esto que siento, está bien, puede que no me guste, pero es parte de ser humano, no es permanente y no soy ni más ni menos hombre por eso, NO se me van a caer los testículos ni me voy  quedar sin pene. 🙂
  3. Ya que reflexionaste y respiraste, usa este mantra: Soy un hombre amoroso, poderoso, vulnerable y hermoso.

Si no puedes decirte las palabras del paso 3, regresa al paso 1.

Recuerda: no vas a perder masculinidad, ni testosterona en el proceso, vas a deshacerte de basura mental / emocional y vas a ganar una mente más amplia, más paz interior y vas disfrutar más.

Recuerda también, que cualquier hombre que te hace menos o se burla porque estás haciendo este ejercicio, no es mejor hombre que tú, ni más hombre, sólo tiene la mente más cerrada (es un pendejo, diría yo).

Aplica también para las mujeres si se burlan o critican tu proceso. 🙂

Si te gustó esta entrada y quieres explorar más el tema, mi Workshop online de este 17 de Marzo es para ti. Aquí está toda la info.

Nos leemos mañana.

Besitos, abrazos y chocolates para todos.

Juan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.