Certeza.

La única certeza completa que podemos tener, es que cada uno de nosotros va  estar  acompañado de sí mismo, hasta el final del viaje.

Eso puede ser una bendición o una maldición.

Todo depende de ti, de que tan buena compañía puedas ser para ti.

Y eso es algo que se practica todos los días.

Yo, todavía estoy aprendiendo, pero cada día soy mejor en ello.

Gracias por leer, hasta mañana.

Besitos de café para todos.

Juan.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s