Meditar en cualquier lugar.

Y en cualquier lugar también.

Los bancos y cojines  de meditación, el incienso, los mantras, las malas, los mandalas son muletas para ayudarnos cuando empezamos a meditar, nada más.

Tal vez esa idea no te guste, así que te puedo dar otra idea a considerar:

Si desarrollas la habilidad de meditar con los ojos abiertos, en el transporte público, con ruido del tránsito, mientras manejas, en una silla, de pie y acostado, estás haciendo tu habilidad a prueba de balas y eso, tiene sus beneficios como:

  1. Ya no dependes de un lugar y circunstancia específica para calmar tu mente, lo puedes hacer donde tú quieras y cuando tú quieras.
  2. Puedes darte más tiempo de meditación porque lo puedes hacer varias veces a lo largo de tu día. Te da flexibilidad.
  3. Cuando meditas en tu lugar especial y con las circunstancias ideales  aprovechas mejor tu sesión de meditación, porque ya estás habituada y habituado a entrar a tu zen por tu propia voluntad.

Sé que suena menos encantador que tener tu lugar sagrado para meditar, pero es muy efectivo, si tu meta es realmente cultivar la habilidad de meditar, si tu meta es meditar y  verte exótico y cool cuando usas tu zafu, tu mala o cantas un mantra está bien, no necesitas entrenarte fuera de ese entorno.

Ahora una distinción importante, tener tu lugar especial para meditar está bien, lo que te estoy proponiendo es que también te entrenes para que ninguna de las muletas o ayudas se convierta en un impedimento.

Prueba durante un mes diferentes maneras de meditar y observa como te percibes.

Puedes por ejemplo sentarte a meditar en un parque público o meditar de pie mientras esperas en la fila del cine.

Ah, se me olvidaba, sí éste es un nivel intermedio de meditación, si eres completamente nuevo en esto de meditar puede que te cueste trabajo, si llevas 6 meses meditando o más puede que te sea más sencillo.

Cualquiera que sea el caso, lo que importa es que lo pongas a prueba.

Si te gusto esta entrada y quieres aprender a meditar conmigo, te recomiendo mi nuevo libro Guía Poco Común Para Meditar. No es por nada, pero me quedó buenísimo. 🙂

Puedes comprarlo aquí.

Gracias por leer, hasta mañana.

XO XO Juan.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s