Silencio.

Y entonces la idea de elegir consciente tus pensamientos y tus emociones suena menos lejana.

Una vez que dejas de identificarte con los pensamientos y las emociones, y entiendes que pasan por tu mente como el sushi en la barra del restaurant, puedes elegirlos tal como elegirías el sushi.

No eliges el primero que aparece, no eliges el que se totalmente podrido, tampoco eliges el que tiene algo a lo que eres alérgico o sabes que te cae muy mal.

Eliges el mejor sushi que puedes en un momento determinado, de acuerdo a lo que quieres experimentar en ese momento determinado.

Y si por alguna razón al probarlo no te gusta, lo puedes cambiar por otro.

Una vez que te manejas así con los pensamientos y emociones, la felicidad verdadera es una realidad a cada minuto dentro de ti, eres tu mejor amigo y aliado y la vida, pasa de sucederte para suceder para ti.

¿Cómo practicarlo en el día?

Cualquier práctica de meditación o atención plena funciona perfecto, si ya tienes una ¡Maravilloso! sigue entrenando tu mente y prueba diario a elegir tus pensamientos, dos o tres veces al día.

Si apenas vas a empezar, prueba ésta meditación diario, dos veces al día por 3 meses.

Después:

1. Vas a separar 30 minutos de tu día, a parte de los minutos destinados a meditar, es decir vas a seguir meditando por lo menos una vez al día.

2. Durante 20 segundos de cada minuto vas a enfocarte sólo en un pensamiento.

3. Pero no va a ser cualquier pensamiento, te vas a preguntar ¿Cuál es el mejor pensamiento al que tengo acceso ahora? Y en ese pensamiento vas a poner todo tu focus.

3. Entonces a lo largo de esa media hora te vas a preguntar 30 veces ¿Cuál es el mejor pensamiento al que tengo acceso ahora? Lo vas elegir y mantendrás tu atención en él.

Hazlo por otros 3 meses y habrás cultivado el hábito de elegir consciente tus pensamientos.

Como los pensamientos detonan emociones y sensaciones, cuando eliges tus pensamientos terminas eligiendo tus emociones y sensaciones también.

Si haces de esto un hábito de vida, habrás llegado a la fuente de la felicidad y el bienestar por decisión propia, bajo demanda e instantáneo.

Es un tipo de felicidad, gozo y bienestar que NADIE te puede quitar, ni el sacerdote, ni el dios de la religión x, ni el diablo, ni tu pareja, ni tus papás, ni tus hijos, ni tus amigos, ni el presidente, ni la economía.

Haz la prueba, no te vas a arrepentir.

Gracias por leer, XO XO Juan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.