Felicidad no es un destino.

Es una manera de transitar la vida, es una manera de ver y vivir cada cosa y evento durante nuestro viaje en la tierra.

Posponer tu felicidad para cuando tal o cual cosa suceda o tal o cual persona llegue sólo genera mucho sufrimiento.

Por supuesto que lograr tus metas te genera mucha alegría y te da beneficios, pero tu felicidad no debe depender de ello.

La felicidad es un estado interior, un modo del ser, una configuración que tú detonas por tu cuenta, regularmente de manera inconsciente, pero la puedes entrenar.

Un GRAN primer paso es aprender a bajar la velocidad por unos momentos durante el día, para hacer una pausa y disfrutar el momento presente en su totalidad y agradecerlo.

No busques el momento perfecto, solo detente, disfruta y agradece.

5 minutos pueden ser suficientes.

Y si quieres abundar en el tema, escucha el episodio #14 de mi podcast “Feliz, Saludable y Fuerte”.

Y si quieres aprender herramientas para crear tu propia felicidad bajo demanda, te invito a mi Workshop Mensual “Diseñando un nuevo tú”.

Gracias por leer.

XO XO Juan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.