Cultiva tu Energía Vital 1.

La idea de que todo lo que existe está conectado y es un sólo Ser Infinito, está presente en todas las cosmogonías de la Tierra y poco a poco la Física Cuántica nos está dando información que nos ayuda a entenderlo mejor.

Todos estamos hechos de células, las células de moléculas, las moléculas de átomos y los átomos están hechos de partículas sub atómicas que son energía pura.

Todo lo que existe, existirá y ha existido está dentro de algo llamado Campo Cuántico, también se le llama Registros Akáshicos.

Es donde todas las partículas sub atómicas están como energía pura sin forma, están como potencial puro e infinito, esperando a ser percibidas por la consciencia para ser materializadas como algo.

Ese Campo Cuántico y la conciencia que lo percibe son la Fuente de todo lo que existe, es el Tao, es el Creador o Creadora y somos nosotros, cada uno de nosotros, es una expresión individualizada de esa energía y consciencia infinitas.

¿Alguna vez leíste en la Biblia Católica algo como “Están hechos a mi imagen y semejanza”?

Bueno, pues significa lo que describí unas líneas arriba.

Somos la obra de arte y el artista al mismo tiempo.

Somos el Creador y la Creación experimentándose a sí mismo.

Ok, aquí se pone mejor.

Cuando te tomas esa idea en serio puedes tener pensamientos como estos que tuve yo hace unos años ya y que hace poco terminaron de tomar forma:

Yo soy todo lo que existe, yo soy el Creador de todo, todo el universo.

En este momento estoy creando mi cuerpo y manejando todas sus funciones desde nivel celular hasta parpadear consciente, estoy manteniendo la rotación y la gravedad de los planetas de la Vía Láctea y otras miles de Galaxias, estoy manteniendo unidas las moléculas de todos y cada uno de los seres que estoy percibiendo ahora, ellos son un reflejo y una proyección de mí, porque yo soy el Creador o la Creadora de todo.

Entonces, Yo:

Soy Odín.

Soy Jesuscritsto.

Soy El Buda.

Soy Thor, el Dios y el personaje en la película (¡yea!)

Soy Venus.

Soy Zeus.

Soy Afrodita.

Soy la Diosa de la Fertilidad.

Soy Adán y soy Eva.

Soy Hércules.

Soy Kali.

Soy Krishna.

Soy Shiva.

Soy el diablo.

Soy la cucaracha en Bulgaria y soy todas las cucarachas del mundo.

Soy las plantas, sí todas.

Soy los animales, todos, todos.

Soy la señora de la esquina.

Soy el chofer el autobús.

Soy la chica haciendo yoga.

Soy la mamá que educa a sus hijos.

Soy el papá que está en la oficina y quiere escapar.

Soy la taza de café.

Soy el feto en el vientre de su mamá.

Soy la niña corriendo en el parque.

Soy el cometa pasando  al lado de la tierra.

Soy Juan escribiendo ésta entrada y soy todo el universo sucediendo en todas las direcciones del tiempo.

Soy el Creador de todo y la Creación misma.

¡Que chingón me ha quedado todo!

Aunque puedo hacerlo mejor.

Y además, puedo experimentar mejor y con más amor mi Creación.

Como yo soy TODO y yo creé TODO:

No quiero lastimarme lastimando a otros seres sintientes, porque son yo y ME AMO MUCHO.

No tiene sentido enojarme, criticarme o juzgarme en la forma de otros seres, por que son mi creación también, es mejor inversión de tiempo y energía aceptarlos, inspirarlos y darles amor incondicional.

Es mucho mejor inversión, aprender a percibir todo desde mi mejor pensamiento disponible a cada momento porque con esos pensamientos y las sensaciones que me generan estoy creando TODO lo que existe y me sintonizo con una realidad específica, que yo elijo.

Soy la obra de arte y el artista al mismo tiempo y decido percibirme a través de amor incondicional, creatividad, empatía, generosidad, compasión. atención plena y gozo, para crear con esos ingredientes una realidad más hermosa, donde todas mis expresiones individualizadas sean felices por decisión y vivan su potencial completo en integridad y armonía.

Y entonces, me queda clarísimo que sí, vivimos en la Matrix y cada uno de nosotros la valida o se sale de ella, cada segundo, por decisión propia, consciente o inconsciente.

Reflexiona sobre esta idea y si hace eco con tu parte más sabia ¡Maravilloso! has abierto la puerta a una existencia más hermosa y llena de posibilidades maravillosas.

Si esta idea no resuena contigo, no pasa nada, lo más probable es que ahora no sea el momento de hacerla tuya, tal vez en unos días, meses o años te caiga ese veinte, tal vez en otra encarnación.

Pero ten por seguro, que la semilla infinita que está dentro de ti, ya ha comenzado a florecer en forma de una consciencia más amplia y hermosa, de ti y de todo lo que te rodea.

Te amo, porque eres una parte de mí y un reflejo de mí.

Y deseo que seas feliz más allá de toda medida y que el resto de tu viaje en la Tierra sea maravilloso y te llene de sabiduría, sonrisas, recursos para seguir creando y mucho amor.

Me voy a crear el Universo con más amor y sonrisas.

Gracias por leer, hasta mañana.

XO XO Juan.