Tus papás y tu pareja.

Hay amigos que no presentarías o juntarías en una reunión porque sabes que no se llevarían bien, imagina que tienes un amigo que ama del Death Metal más espeso y profundo y tienes otro amigo que ama el Reggaetón y además sabes que ambos son muy rígidos en su punto de vista.

Tienes una próxima una reunión, como una navideña por ejemplo y estás considerando invitarlos y presentarlos durante la reunión.

Tienes dos caminos muy claros, no son los únicos pero, sólo son los más claros:

  1. Los presentas en la reunión y resulta desastroso, no se llevan bien, discuten y dejan claro que que no disfrutan estar en la compañía del otro.
  2. Los presentas y se llevan bien, se respetan uno a otro y disfrutan la compañía mutua.

Si sucede el caso 1 lo más sano a hacer es seguir disfrutando de la compañía individual de cada uno sin juntarlos, para evitarles y evitarte un rato donde nadie se la pasa bien.

Si sucede el caso 2, todo está cool, pueden pasar varios momentos lindos juntos.

¿Algún caso es mejor que el otro? No.

¿Qué es lo importante de esto? Que creo que esta idea debería de aplicarse a la pareja cuando piensas en presentarlo o presentarla con tus papás y/o resto de familia.

Creo que sería muy sano cuestionar un poco la idea de tener que pasar X o Y fiesta con la familia y la pareja si sabes que no se llevan bien. Creo que es muy sano considerar partir de la premisa de que las personas se juntan en una reunión porque se la pasan bien juntas, como en una reunión de amigos ¿por qué no aplicar un poco de ese criterio al asunto de familia vs pareja y evitar estrés innecesario y momentos incómodos?

Tenemos el tiempo contado en la Tierra, ¿porqué usarlo en compartir tiempo con personas con quienes no la pasamos bien y preferimos criticar o prefieren criticarnos?

Tal vez pueda funcionar, tal vez no, no lo sé, yo no tengo pareja así que no te puedo decir que funciona, sólo es una corazonada, si te animas a probarla, cuéntame.

Nos leemos pronto.

Juan.