Mindfulness en el lugar de trabajo: Haz una pausa.

Hacer varias pausas pequeñas (5 a 10 minutos) durante tu jornada de trabajo es muy sano para tu cuerpo, mente y emociones. Sobre todo si tu trabajo implica estar sentada o sentado frente a un ordenador durante varias horas.

Recuerda, tu cuerpo está diseñado para moverse, si no lo mueves, oxigenas y estiras a diario, comenzará a perder flexibilidad, fuerza y resistencia, tu sistema inmunológico se verá diezmado y todos los químicos de estrés que produce tu cerebro día a día se van quedar dentro de tu sistema, impidiendo que tus células se recuperen apropiadamente, haciéndote envejecer más rápido.

Mal panorama ¿no crees?

El otro lado de la moneda es que si tú estás bien física y mentalmente, todas tus relaciones están bien, en el trabajo te concentras mejor, accedes más fácil y rápido a “la zona” y te sientes mejor dentro de tu propia piel.

No hay texto alternativo para esta imagen

Pasamos muchas horas trabajando, es crucial balancear esas horas con algo de movimiento y respiraciones profundas.

Aquí podrías argumentar con mucha validez: Pero Juan, no tengo tiempo de ir a una clase de yoga a media mañana o de irme al gimnasio por 45 minutos.

Estoy de acuerdo contigo, no todos tenemos esos espacios, pero tampoco necesitamos hacer pausas largas, con 5 o 10 minutos de pausa para estirarte y respirar profundo por cada 90 minutos de trabajo es suficiente.

En esas pausas puedes salir a caminar un poco, tal vez puedas ir por un café o un té.

También puedes sentarte a meditar unos minutos o puedes sentarte a respirar consciente largo y profundo o puedes hacer algunos movimientos de Tai Chi y o Chi Kung.

No hay texto alternativo para esta imagen

Photo by Craig Adderley from Pexels

Ambas son disciplinas chinas creadas para optimizar el bienestar, la salud y longevidad de sus practicantes, hoy en día miles de personas de todas las edades, practican Tai Chi con excelentes efectos en su saludChi Kung también es una práctica que se está volviendo popular en Occidente.

O mejor aún, puedes hacer esto: estírate un poco haciendo movimientos de Chi Kung, haz 10 “lagartijas” o “sentadillas” para después sentarte a respirar un poco, eso hará que la sangre en tus piernas no se estanque, oxigenarás muy bien tu cerebro y desconectarás tu mente de lo que estabas haciendo, para que al volver tengas “ojos frescos”.

Si ya logré detonar tu curiosidad y quieres aprender a cuidar mejor de tu mente y de tu cuerpo, te recomiendo mi curso Bienestar, coordinación y flexibilidad en casa y en el trabajo.

No hay texto alternativo para esta imagen

En él aprenderás movimientos simples (tomados de mi práctica y enseñanza de Tai Chi y Chi Kung) y ejercicios de respiración consciente, o mindfulness, que te ayudarán a cultivar confort y tranquilidad integral y a liberar el estrés que acumulas durante el día.

Sólo diez minutos de tu tiempo, lograrán que te sientas bien, trabajes mejor y te relaciones de forma más efectiva con el mundo que te rodea.

Gracias por leer y si usas los ejercicios, por favor platícame como mejoraron tu vida.

XO XO Juan.

Advertisements

Zero Waste.

Con toda esta ola nueva del “Zero Waste” donde todo es reusable, reciclable y eco friendly no puedo evitar pensar:

¿Cuántas personas van a comprar un popotito cool de metal cuando en vez de eso podrían tomar su bebida sin popote?

¿Cuántas personas van a comprar bolsas ecológicas caras para hacer el mandando cuando en el mercado venden bolsas de mandado bonitas y baratas?

¿Cuántas personas van a comprar un thermo de silicón plegable, bonito y caro, cuando ya tienen un thermo de metal o plástico en su casa y que no están usando?

Creo que para que este movimiento Zero Waste y ecofriendly sea más efectivo deberíamos pensar en la cantidad de artículos que realmente vas a necesitar y a usar durante toda tu vida.

Por ejemplo: Todos podríamos usar/tener 1 juego de cubiertos portátil, un thermo para té o café, otro para agua, 1 back pack, 1 bolsa para pan y un par de bolsas de mandado y creo que con eso estás cubierta o cubierto, hasta que se rompa alguno de tus artículos o lo pierdas.

Si vas al cine, pides el refresco sin popote, lo mismo si vas a un Starbucks o a cualquier restaurante.

Si eres chica, podrías incluir a la lista 3 toallas menstruales reusables, 2 o 3 copas de menstruación y listo.

No estoy incluyendo artículo de cuidado personal porque no quiero ir muy profundo en ese tema.

Me quiero enfocar en los objetos que podemos tener y usar por años y en los objetos que podemos dejar de utilizar, como los popotes. 🙂

Gracias por leer, XO XO Juan. 🙂

Sentir.

Hoy una parte de mi se esforzaba por sentirse mal, por ver todo lo que podía estar “mal” y todo lo que estaba sucediendo de manera diferente a lo que yo esperaba.

Seguro te ha pasado, es una tendencia interna muy fuerte.

Cuando eso pasa, tengo tres opciones:

  1. Me entrego a esa tendencia.
  2. Resisto esa tendencia.
  3. Decido sentirme de otra manera.

La opción 1 y la 2 son las más habituales en las personas, lo eran en mí también, hasta que desarrollé la habilidad ninja de sentirme como yo elijo sentirme, sin importar el input del mundo o de las personas a mi alrededor.

Para hacer eso, debes de comprender que tu mundo interior es solamente tuyo, eres omnipotente ahí dentro, no debes darle explicaciones a nadie y puedes hacer lo que tú quieras.

Después necesitas reconocer que nadie te puede obligar a pensar algo que tú no quieres pensar, eres tú quien crea tus pensamientos, no las demás personas.

Finalmente, aprende a seleccionar y crear pensamientos que puedan ayudarte a cambiar de mood o de estado del ser cuando tú lo decidas.

Así cuando te descubras perdiendo tiempo y energía, enojándote y poniéndote en modo víctima, puedas cambiar de rumbo al instante.

Obvio al principio no te va a salir, vas necesitar práctica, pero no es imposible

Gracias por leer.

XO XO Juan.