Gratitud.

Agradecer diario las circunstancias, condiciones, eventos, objetos y seres que están en tu vida es un hermoso y poderoso ejercicio.

Cuando lo haces, le estás pidiendo a tu cerebro que llene tu sistema nervioso y tu sangre con neurotransmisores y hormonas de bienestar como la dopamina y la serotonina.

Hace que físicamente te sientas bien.

Y si lo haces por suficiente tiempo, haces el hábito de estar bien por tu cuenta, sin esperar a que algo afuera te ponga bien.

Es muy sencillo hacerlo, sólo vas a necesitar algo de práctica y paciencia.

Cuando sugiero este ejercicio a mis clientes o conocidos, frecuentemente pasan dos cosas:

  1. Preguntan ¿Y qué voy a agradecer?
  2. Comentan con desgano: Sí, ya lo hago y no siento nada.

Para la pregunta 1, la respuesta es una lista de cosas que damos por sentado, que son maravillosas y que sin ellas la vida que tienes no sería para nada igual.

Vas a agradecer:

  1. Que puedes respirar.
  2. Que has despertado un día más.
  3. Que tienes un lugar donde dormir.
  4. Que tienes un teléfono móvil o una tablet o una computadora donde estás leyendo esto, por lo menos tienes acceso a uno.
  5. Esto quiere decir que tienes acceso a dinero de cierta manera, alguien te lo da a cambio de estudiar o sólo porque cuida de ti, o tienes un trabajo.
  6. Sabes leer y puedes leer, tus ojos están suficientemente sanos como para leer

Si una de esas cosas falta, aunque sea de manera intermitente o si desapareciera por completo, por ejemplo que no tuvieras casa o acceso a interntet, tu vida sería otra por completo.

Para el comentario de: Sí, ya lo hago y no siento nada.

Es importante que tomes en cuenta que no se trata de sentarte a agradecer de manera mecánica, sólo diciendo o escribiendo las palabras, de verdad tienes que sentir el agradecimiento y entender lo afortunada o afortunado que eres de tener todo lo que tienes en tu vida ahora.

Sí, no hay más, debes de sentir y para sentir debes apreciar, a veces, para apreciar, ayuda contemplar por unos minutos ¿Cómo te sentirías si no tuvieras eso que agradeces? y ¿Cómo sería tu vida sin eso?.

Haz la prueba por un mes, es más, sólo por 21 días y escribe en una libreta lo que agradeces diario y cómo te vas sintiendo.

Si te gusta hacer journaling o te gustaría empezar a hacerlo, ilustra con recortes o dibujos algunas de las entradas de agradecimiento.

Gracias por leer, XO XO Juan.

It Sucks To Be a Human.

Sometimes it sucks to be a human.

If you see it from the perspective that we live in a body that needs daily maintenance, that for sure is getting old, that it is going to be sick sometimes, it is going ache and for sure, it is going to die, you may think that being a human sucks, big time.

At least I do think so, when I just see things under that lens.

But, this is important, I can change the way I see things, and so can you.

I decide to, yes, acknowledge all that I mentioned above, and also think that having a human body is great and unique opportunity to experience the world, to create stuff and enjoy the information and stimuli that my body and brain receives.

I decide to curate my own life experience through the lens of pure joy, bliss, awe and present moment attention.

Of course, bad shit still happens, but I decide to see it through that lens too, so I can learn about those experiences too, and complain less.

In my case, is about turning off my “inner bitch” you complains and whines about the coffee being cold, about not getting this his or her way and about all the downs in life.

And I believe you can choose which lens to use to see your life and to create your own story.

It it not about running away from problems, it is about consciously choosing and curating your thoughts and attitudes towards life.

You have one shot at this body, in this moment in time, in this circumstances, and so do I, lets get the most out of it, and lets live life so fully, so present, so in awe, that life will tired when we decide to say “bye, bye” and toggle off the coil.

Thanks for reading. XO XO Juan.

Siempre va a ser así.

Hoy publiqué en mi cuenta de Instagram el aviso de la imagen de arriba, es para los integrantes de un grupo de estudio de budismo que dirijo.

El aviso sucede porque ahora sólo tengo un dispositivo para transmitir las sesiones, cada sesión invito a la gente que asiste a dar una pequeña donación, 50 pesos mexicanos, eso menos o casi lo mismo que un capuccino en Starbucks o una comida barata en una pequeña fonda.

La intención de insistir con las donaciones es porque transmitir las sesiones de Meditación requiere internet, que cuesta dinero, requiere un teléfono o una tableta, que ¡claro! cuesta dinero y requiere de mi tiempo, que puedo donar con gusto.

El asunto es que rara vez reflexionamos sobre lo que acabas de leer, regularmente una persona encuentra algo que le gusta en la red, lo consume y si hay más, lo consume nuevamente y lo quiere gratis y disponible con facilidad.

Y piensa que así será siempre.

Rara vez piensa en lo que se necesita para que ese contenido llegue a sus manos.

Si quien crea el contenido es una compañía, un influencer o un negocio pequeño, el costo de producir es absorbido por ellos y es recuperado más adelante con venta de merchandise, suscripciones o patrocinios.

Pero si quien crea el contenido es una persona como yo, con un salario y sin patrocinio, absorber esos costos puede convertirse un un problema en el futuro cercano y hacer la diferencia entre crear y compartir ese contenido de valor o no.

Te invito a que la siguiente vez que consumas algo de contenido de alguien que no es una mega compañía o un mega influencer, le hagas una pequeña donación si aprecias su trabajo, porque créeme, a veces la persona que pide las donaciones, no está evadiendo impuestos o haciendo una estafa, realmente las necesita.

Y en cuanto a Dharma, la ecuación es mucho más simple: si tienes un maestro de Dharma o Budismo que te ayuda con herramientas y tiempo, cuida un poco de él o de ella, para que pueda seguir haciendo muy bien su labor de enseñar en vez de tener que dedicar gran parte de su tiempo a conseguir dinero para pagar la renta o el internet.

Gracias por leer.

XO XO Juan.

Gratitude.

You have to find daily opportunities to be grateful.

Do not wait for life to give you something extraordinary.

Do not wait until everything happens perfect.

Because if you do wait for life to be perfecto to be grateful, you will end up like a stiff, narrow minded -angry and gray human being.

So instead to wait the chance to be grateful for something, let´s make the daily habit to be grateful for a lot of things.

Just because it´s fun.

Just because we can.

Thanks for reading.

XO XO Juan.

Chisme.

Cuando hablas mal de otras personas, denigras más a tu propia persona.

Conectas con lo más bajo de ti mismo o de ti misma.

Usas tus maravillosas facultades mentales para hacerle daño a otras personas.

Desperdicias tu tiempo.

Encuentras placer en algo totalmente negativo e inútil.

Asignas energía a algo que es destructivo.

Abres la puerta para que otras personas hagan lo mismo contigo.

Es muy mal negocio.

Hace varios años, te exponías a que hubiera consecuencias físicas cuando hacías chismes de alguien.

Abrías la puerta a una confrontación verbal o física.

Hoy es más difícil que eso pase, pero de cualquier manera, hacer chisme y consumir chisme es una pérdida de tiempo y de las actividades más nocivas, adictivas y estupidizantes que existen.

Sí, es muy mal negocio para todos.

XO XO Juan.

Rebel Monks.

El Dharma, lo que el Buda enseñó, es parte fundamental de mi paradigma de vida, desde hace 27 años.


Durante mis primeros años de práctica estuve explorando Budismo Zen y Budismo Tibetano, finalmente instalándome en un práctica más alineada con el Budismo Theravada y la práctica de Budismo de Noah Levine.

El Dharma, me ha servido como una caja de herramientas para:

  1. Aprender a no hacerle caso a mí mente cuando lo que sugiere no va a ser benéfico para mí y mi entorno.
  2. Aprender a tratarme y tratar a los demás con compasión y amabilidad.
  3. Cultivar diario amor incondicional, unas veces con más éxito que otras.
  4. Manejarme con compasión, calma y amabilidad en los momentos de enojo, tristeza y miedo.
  5. Aprender a vivir 100% en el momento presente.
  6. Aprender a no desarrollar apego y en su lugar desarrollar anti apego y conexión sana con las personas y eventos en mi vida.

Todo esto, creo yo, se resume en aprender a ser feliz por decisión.

Ahora, todo esto no quiere decir que soy perfecto y que mi vida es color de rosa.

No, para nada.

Lo que sí quiere decir es que todos los días ( sí toooodos), entreno mi mente, pongo esfuerzo consciente, me equivoco, lo reconozco, aprendo, pido disculpas y sigo adelante.

Por todos esos beneficios, creo que es importante y muy benéfico compartir las herramientas que el Buda usó en sí mismo y enseñó.

Además de que es una manera de dar algo de regreso al Universo, como muestra de gratitud por todas las bendiciones que he recibido a lo largo de mi vida.

Así que he decidido abrir un grupo de estudio de Dharma y Meditación.

Por el momento el grupo se llama “Rebel Monks” (Monjes Rebeldes) porque creo que tener la mentalidad y preparación de un monje budista con una buena dosis de rebeldía es una combinación maravillosa para hacer una diferencia positiva y contundente en nuestras vidas y además creo que suena cool. 🙂

Nos vamos a reunir, en Facebook Live y en Instagram Live, todos los martes (salvo previo aviso) de 9 pm a 10 pm.

La sesiones son completamente gratis, pero agradezco las donaciones que puedas hacer.

El monto sugerido es de 50 pesos por sesión o cuando te sea posible.

Si quieres hacer una donación avísame para enviarte los datos bancarios o de PayPal.

Si tienes dudas o quieres más información puedes escribirme a nadamasjuan@gmail.com

Nos vemos el Martes.

XO XO Gracias por leer, Juan.

Wu Wei.

Tradicionalmente se traduce como el camino del no hacer.

Yo lo veo como el camino de la acción sin esfuerzo ansioso o el camino de la acción libre de ego o voluntad enferma.

Enferma de poder, desconfigurada por el dolor físico o emocional.

Se trata de acciones, diarias, libres de esfuerzo ansioso y libres de ego enfermo o voluntad enferma.

Son acciones conscientes, libres de tensión emocional o física.

Acciones que surgen de una mente en calma, que se expande, llena de quietud creativa y que fluye a través de cada uno de los actores de lo que llamamos vida.

Se trata de aprender a solo ser y actuar sin juzgar y sin buscar hacer daño, actuar para crear y florecer como un árbol o una flor, que no les importa si se ven cool o si tienen un iPhone x o un teléfono barato.

¿Qué tan en calma está tu mente hoy?

¿Cuánta tensión (física o emocional) hay en tus acciones diarias?

Gracias por leer.

Hasta mañana.

XO XO Juan.