Problema.

Instagram, Facebook y casi cualquier red social hoy está llena (tal vez siempre lo estuvieron) de expertos que te venden la solución mágica para ser millonario, guapo y carismático.

Te venden la solución, su solución a través de webinars gratuitos y mastermind groups carísimos donde las herramientas reales y aplicables brillan por su ausencia o son escasas.

A la larga, esto nos afecta a quienes sí estamos ofreciendo herramientas y soluciones reales y afecta a quienes sí están buscando una manera de hacer ajustes profundos a su vida.

Pero los expertos, celebrities e influencers no son los únicos responsables.

No.

Nosotros, cada usuario de esas redes contribuye con este desastre cuando sólo usa tal o cual o red social para encontrar la solución que busca, porque entonces el algoritmo de la red social en cuestión te va a mostrar anuncios y opciones de quienes pagaron por estar ahí y pagaron para tener un altavoz grande, muy grande.

No estoy en contra de las redes sociales, pueden ser muy útiles, pero lo que encuentro muy nocivo es que como usuarios no vayamos más allá y no hagamos un esfuerzo por leer al autor o experto que no gusta en su blog o libro y esperemos que las redes sociales digieran todo por nosotros.

Si alguien más digiere o filtra la información por ti, ese “alguien más” está decidiendo por ti y no siempre esas decisiones van orientadas a tu bienestar integral y van más orientadas a enriquecer el bolsillo de alguien.

Así que te doy el doble de gracias por leer ésta entrada y mi blog en general.

XO XO Juan.

Celebrity.

Hoy en la cuenta de instagram de Frank Grillo (protagonista y creador de la serie Fightworld) vi una imagen que decía: 

“Pretty please, stop making stupid people famous”

No podría estár más de acuerdo con esa idea.

No es que todas las personas famosas sean estúpidas, pero lo que sí es cierto que muchas celebridades, sobre todo de redes sociales, tienen muy bonita forma pero poco fondo.

Nos venden recetas mágicas, estilos de vida muy curados y cuidadosamente creados, nos invitan a consumir y sobre todo, te convencen de quitar la atención de tu vida y lo que haces con ella, para poner atención a la de ellas y ellos y lo que hacen con ella.

Todo esto con la idea de que quieras vivir como ellos o ser como ellos.

Hoy en día las redes sociales y todo internet está lleno de “celebrities” “influencers” y “expertos”. Muchos no tienen nada importante o útil que decir y están repitiendo lo que les dijeron que tienen que decir.

No están creando nada. 

Y eso es lo peligroso, porque te están convenciendo de que tú tampoco crees nada.

Gracias por leer.

Hasta mañana, XO XO Juan.