Wu Wei.

Tradicionalmente se traduce como el camino del no hacer.

Yo lo veo como el camino de la acción sin esfuerzo ansioso o el camino de la acción libre de ego o voluntad enferma.

Enferma de poder, desconfigurada por el dolor físico o emocional.

Se trata de acciones, diarias, libres de esfuerzo ansioso y libres de ego enfermo o voluntad enferma.

Son acciones conscientes, libres de tensión emocional o física.

Acciones que surgen de una mente en calma, que se expande, llena de quietud creativa y que fluye a través de cada uno de los actores de lo que llamamos vida.

Se trata de aprender a solo ser y actuar sin juzgar y sin buscar hacer daño, actuar para crear y florecer como un árbol o una flor, que no les importa si se ven cool o si tienen un iPhone x o un teléfono barato.

¿Qué tan en calma está tu mente hoy?

¿Cuánta tensión (física o emocional) hay en tus acciones diarias?

Gracias por leer.

Hasta mañana.

XO XO Juan.

Ritmo.

Cuando sigo el ritmo de los demás me siento abrumado, vacío y hasta irritable.

Cuando sigo mi propio ritmo me siento feliz, en calma y pleno, aunque a los ojos externos parezca que voy muy rápido o demasiado lento.

El secreto está en que nunca es un ritmo fijo y uniforme, es orgánico y se adapta a lo que quiero hacer en ese momento con mi tiempo.

Es normal que la mente subconsciente quiera seguir el ritmo de las personas a mi alrededor, sobre todo de quienes amo.

Es parte fundamental del mecanismo interno que nos permitió aprender a vivir  en comunidades simples, tribus, clanes, familias y la sociedad de hoy.

Pero no siempre es útil.

Habemos personas a quienes el silencio, la calma y convivencia con grupos de personas muy pequeños nos sientan muy bien.

Hay personas que florecen en el ruido, los constantes estímulos para el cerebro y grandes grupos de personas.

No se trata de juzgar cuál camino es mejor, porque eso no es importante, lo que es verdaderamente importante, crucial, diría yo, es identificar cuál de los dos tipos de persona eres y no perderlo de vista.

Así podrás darte lo que necesitas pare desarrollarte, estar en paz y cultivar mucha felicidad todos los días de tu vida.

Yo soy de los que necesitan silencio (interno sobre todo), calma y soledad para florecer y desarrollarse.

Gracias por leer, hasta mañana.

XO XO Juan.