Brenda Chiquito.

…A lo largo de un año, he puesto en práctica estas herramientas, mirar hacia adentro ha sido un proceso muy difícil y a la vez muy satisfactorio, un día alguien me dijo «Quien controla su estómago, controla al mundo», «Aprende a elegir qué batallas pelear», y ahora entiendo lo que quería decirme. Desde un enfoque más personal, no logras controlar todos los sucesos a tu alrededor, aprendes algo más valioso, a responder a ellos, a observar y aceptar las emociones que esto provoca de manera consciente. El verdadero poder está en tener mayor oportunidad de dirigir tus pensamientos y acciones, son lo único que tienes; para mi este ha sido el objetivo, suena obvio y no basta con que te lo digan, la paz viene de adentro y uno la crea, no es magia, es el trabajo más duro que aprenderás a realizar, pero vale la pena «ser como el agua», que se adapta.

Este es un proceso de aprendizaje continúo, evolucionamos día con día, para mi ha sido una gran experiencia hacerlo de la mano de un amigo y guía, Juan Silva.